La conciliación, factor clave en la natalidad


La falta de conciliación, la inestabilidad laboral o la brecha salarial son algunas de las causas de este descenso histórico

La natalidad ha vuelto a captar la atención de los españoles. La semana pasada, el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó las estadísticas del Movimiento Natural de la Población (MNP), que no arrojan un panorama demasiado alentador. Según los datos, en 2018 nacieron 372.777 niños, la cifra más baja de las dos últimas décadas. El problema reside también en que esta tendencia continúa en los resultados provisionales de los seis primeros meses de este año. De enero a junio de 2019 nacieron 170.074, marcando la caída más baja de la serie histórica, que comenzó en 1941.



Estos datos reflejan lo que ya comentábamos en anteriores post, el número de nacimientos en nuestro país sigue descendiendo y sigue sin realizarse un profundo análisis sobre cuáles son las causas que provocan esta situación.

Desde Fundación Másfamilia creemos que esta bajada histórica se explica por un conjunto de causas, cómo son la falta de conciliación de la vida personal, familiar y laboral, la inestabilidad laboral, la brecha salarial o los permisos de maternidad y de paternidad… De hecho, la última encuesta de fecundidad elaborada por el INE el pasado año, muestra las causas del descenso en el número de nacimientos en España: a partir de los 35 años, las mujeres indican motivos laborales y económicos, junto a la falta de conciliación, como las dificultades que impiden que tengan menos hijos de los deseados.

Roberto Martínez, director de Fundación Másfamilia asegura que si “los indicadores de natalidad, de envejecimiento, de problemas con la infancia, de presentismo laboral, de baja productividad en las empresas siguen creciendo y es porque algo está fallandoen nuestra forma de hacer las cosas”.

La importancia de gestionar la conciliación

Al contrario de lo que ha ocurrido con otros países europeos, España ha dejado de lado la oportunidad de implementar políticas para combatir el problema favoreciendo la conciliación de la vida familiar y laboral o trabajando en otros aspectos como puede ser la precariedad en el mercado laboral.

Aunque las empresas y organizaciones cada vez son más conscientes de la importancia de gestionar la conciliación, todavía queda mucho camino por recorrer. Desde Fundación Másfamilia creemos que las entidades deben convertirse en agentes de cambio. La conciliación es un factor clave para contribuir al futuro de la sociedad y para que esto sea posible, es necesario que las empresas se involucren. La clave reside en avanzar e ir más allá, es decir, ampliar el concepto de conciliación con el objetivo de cubrir las necesidades y expectativas de nuestros colaboradores, acompañarles y ayudarles en su crecimiento tanto personal como profesional, trabajando para que nuestra entidad sea más eficaz, competitiva y sostenible.

Sabemos que la teoría es muy sencilla, pero en este post queremos ofreceros una serie de consejos y recomendaciones para que desde las organizaciones podáis ayudar a mejorar la natalidad:

– Fomentar la conciliación laboral y personal y familiar.

– Otorgar grados de libertad en un entorno flexible de trabajo que repercuta en mayor tiempo personal y familiar.

– Apostar por una empresa saludable con menos estrés y presión laboral.

– Crear medidas específicas de apoyo a la familia.

Por ejemplo, nuestras entidades efr disponen de un amplio catálogo de medidas de apoyo a las familias:

– Ampliación de permiso por nacimiento, adopción y acogimiento de hijo.

– Ayuda económica por nacimiento, adopción o acogimiento de hijo de empleado.

– Flexibilidad para la adaptación del periodo vacacional y embarazo y con la baja por nacimiento, adopción o acogida

– Préstamo personal por nacimiento de hijo.

– Regalo o aportación económica por nacimiento, adopción o acogimiento de hijo.

Permisos de paternidad y maternidad

Los permisos de paternidad y maternidad siguen en el punto de mira. En marzo de este año entró en vigor la ampliación del permiso de paternidad de cinco a ocho semanas. Una ampliación que permitirá que este permiso alcance las 16 semanas en 2021.

Nueve meses después del cambio legislativo, desde la fundación hacemos balance y creemos que, aunque esta decisión nos ha hecho mejorar en lo que a igualdad se refiere, la realidad nos muestra que aún sigue existiendo un notable problema dentro de las organizaciones. El permiso paternal debe ser disfrutado por los dos progenitores de manera progresiva y debe existir la posibilidad de distribuirlo de forma irrenunciable.

Si estás interesado en dar un paso hacia delante y deseas implementar el modelo efr en gestión de la conciliación en tu entidades, puedes comenzar aquí.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar