¿Qué hacer con los niños en verano?

Ha llegado el mes de julio y con él unas vacaciones un tanto atípicas. Con la llegada de la nueva normalidad y la progresiva reincorporación de los padres y las madres a sus puestos de trabajo, vuelve a surgir la misma pregunta de todos los veranos: ¿qué hacer con los niños en verano durante sus vacaciones?

Para resolver esta pregunta y ayudar a los padres y las madres, hoy os traemos en el blog de la conciliación una entrevista con Mónica Martín, cofundadora de Sonrisas, una entidad efr que fomenta actividades de ocio y tiempo libre para niños, niñas y adolescentes y que trabaja tanto para particulares como para empresas.

Mónica nos explica a continuación qué hacer con los niños en verano y durante sus vacaciones:

¿Qué opciones tienen los padres y las madres en estos meses de verano para poder conciliar trabajo y familia?

Desde nuestro punto de vista para familias con menores que no tienen la edad madurativa suficiente para ser autónomos, se les plantea una problemática de conciliación en cuánto a qué hacer con los niños en verano.

Estén los tutores teletrabajando o acudiendo al centro de trabajo, en este último caso se complica aún más pues ha de haber un adulto presencial al cuidado de los menores.

Nuestras alternativas y lo que las familias nos están demandando desde el 22 de marzo son monitor a domicilio o plazas en los campamentos urbanos o de pernocta. Otra opción demandada son los campamentos en las urbanizaciones para aquellas familias que tele trabajan.

¿Qué hacemos con los niños en verano? Medidas estrella

¿Cuál dirías que va ser la medida estrella de Sonrisas para este verano tan atípico?

De momento lo que sigue teniendo mejor aceptación son los campamentos urbanos como medida de conciliación como 1ª opción, campamento en urbanizaciones en 2ª y monitor a domicilio en 3 ª.

Desde vuestra experiencia, ¿cuál diríais que es el grado de acogida de este tipo de medidas por parte de las empresas y organizaciones?

En esta ocasión y debido a los temores que genera esta situación, son pocas las entidades que se atreven a difundir, promocionar e incluso subvencionar estas iniciativas de conciliación.

De todas las entidades con las que trabajamos y que están además certificadas como efr sólo MSD ha lanzado la iniciativa a sus empleados para que de forma particular se inscriban directamente con Sonrisas.

¿Y el grado de satisfacción de los padres y las madres?

La verdad es que estamos muy contentos con el resultado. Las familias son cautas y pocos se atreven a cerrar varias semanas, van contratando semanalmente, pero lo cierto es que empezamos con tan solo 15 niños en cada instalación y va aumentando semana a semana, ampliando estas y trayendo vecinitos y familiares, así que entendemos que las familias están cogiendo confianza, ven nuestro protocolo ANTICOVID-19 y les da seguridad y tranquilidad.

La verdad es que los peques lo están haciendo muy bien y siguen divirtiéndose. Lo han cogido con muchas ganas después de tan duro confinamiento y lo están disfrutando mucho.

Qué hacemos con los niños en verano: la crisis del Covid19

¿De qué manera ha afectado el Covid-19 al sector?

El daño ha sido y está siendo desolador. En una época donde era necesaria la conciliación con los días sin cole de semana santa y la previsión de las vacaciones de veranos que se suelen decidir en esas fechas, el sector ha salido muy perjudicado, incluso cerrando muchas entidades de nuestro sector.

Nosotros hemos decrecido con respecto al verano pasado un 70% en el mes de junio/julio con las previsiones actuales, sin tener aún registrado agosto que habitualmente es un mes “nulo” ya que las familias siguen eligiendo este mes mayoritariamente para sus vacaciones familias.

Este año atípico puede que tengamos algo de demanda, pero aún no se ha reflejado.

¿Existe miedo a llevar a sus hijos a campamentos u otras actividades por posibles contagios?

Más que miedo, desconfianza e incertidumbre. Aquellas familias que nos eligen en uno u otro formato confían en nosotr@s, la mayoría nos conoce o viene referidos por el “boca a boca”, pero si es cierto que esperan al último momento para contratar, están muy pendiente de las noticias, de los rebrotes que ya nos ha supuesto algún retroceso y sólo las familias con mucha necesidad o que son más optimistas son las que se atreven a contratar periodos largos.

Evidentemente conocen en que, si el gobierno o la comunidad dan marcha atrás, se les devuelve el importe no disfrutado como no puede ser de otra manera.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar