Caso de éxito: Enagás. Liderazgo y conciliación

Con más de 1.100 empleados, Enagás lleva años como compañía líder en el sector gasista español, siendo responsables de su transporte, tratamiento y almacenamiento. Conscientes de la necesidad de implantar la cultura del compromiso y la captación, retención y desarrollo del talento, en 2007 obtienen el Certificado efr de Fundación Másfamilia gracias a la aplicación de un Modelo de Gestión Sostenible que fomenta la conciliación y la igualdad de oportunidades en la empresa.

“En Enagás prima la cercanía a las personas, el desarrollar proyectos con las personas, que todos sean y se sientan parte determinante de nuestros objetivos”, afirma Claudio Rodríguez, director general de Enagás Transporte. Para conseguirlo, la compañía se centró en tres pilares integrados básicos y claves: la definición e involucración de responsabilidades en cada nivel organizativo; la identificación de mejoras a través de las herramientas de evaluación y el diseño de planes de acción concretos para corregir los defectos.

Para atacar de raíz los puntos a mejorar que fueron detectados, se aplicó un Sistema de Gestión Integral de Personas en el que los líderes de equipo fueron los primeros en ser formados en medidas pro-conciliación. A través de un proceso de evaluación 360º en el que se incluye una Guía de Conciliación y un Cuaderno de Dirección VIP, todo el personal de la organización —desde los líderes hasta los colaboradores del equipo— se sometieron a un proceso en el que se les dieron a conocer las circunstancias personales y profesionales de sus empleados para planificar y organizar mejor el trabajo; se les instó a promover con palabras y hechos la cultura de los resultados frente a la mera presencia en el puesto y se facilitan las soluciones para la gestión y organización del trabajo de su equipo.

Además, Enagás cuenta desde entonces con una Escuela de Directivos en la que, de forma permanente, facilita la formación y desarrollo de cada perfil a través de 10 competencias directivas en las que se encuentra la conciliación e igualdad. Por otra parte, el proceso de Revisión Salarial anual y la Dirección por Objetivos garantizan el correcto despliegue de los objetivos personales en sincronía con los globales.

El seguimiento a través de encuestas de opinión bianuales y la estrecha colaboración interdepartamental vela por el correcto cumplimiento de las medidas y la corrección de posibles desviaciones. “Lo bueno de que estén tanto mandos como equipos es que te puedes dirigir a todos a la vez, y dar al mando el mensaje de que este es el estilo de dirección que queremos, y dar al equipo el mensaje de que su compromiso resulta imprescindible para que este modelo de gestión funcione”, añade Rodríguez.

Sin lugar a dudas, un buen ejemplo para muchas empresas que velan por la satisfacción y compromiso de sus empleados. ¿Quieres más información? Descargar estudio.

¿Te gustaría obtener el Certificado efr? ¡Escríbenos!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar