Liderazgo ejemplarizante y conciliación en tiempos del Covid19

La llegada del Coronavirus a nuestras vidas nos ha traído muchos cambios en lo personal y en lo laboral. En este último aspecto, las entidades se han visto obligadas a realizar importantes cambios, por ello queremos dedicar el post de esta semana al liderazgo ejemplarizante. Si queremos poner en marcha una transformación en nuestra empresa u organización debemos empezar a trabajar desde la alta dirección, es decir, desde los líderes porque se convertirán en piezas clave para impulsar ese cambio desde dentro.

En nuestras anteriores efr broadcast news, hablamos sobre cómo aspectos como la confianza o la orientación al logro sin pilares básicos en el rol que se debe ejercer desde la dirección.

Por un lado, la confianza es el ladrillo sobre el que construimos nuestras relaciones y sin ella, no hay ningún tipo de relación humana sostenible. Debemos trabajar en ella día a día a través de la cultura de la organización e implementando un modelo de diálogo entre empleado y empleador.

Por otro lado, no nos podemos olvidar de la orientación al logro. Las ventajas de apostar por la flexibilidad y por la orientación de resultados se traducirían en un incremento de la autonomía, la confianza y el compromiso. Además, de esta manera, disminuiría el control y sus costes asociados lo que permite ahorros en inmovilizados.

Rasgos de un líder responsable

Las cualidades a trabajar por parte de la alta dirección van más allá de estos dos rasgos que os acabamos de analizar. Roberto Martínez, director de Fundación Másfamilia y de la Iniciativa efr, nos explica a continuación en qué más deben trabajar las organizaciones para ejercer un liderazgo ejemplarizante:

El primero de ellos es, indudablemente, ser buena persona. No podemos avanzar su el líder de la organización no cumple con este valor, porque nuestra experiencia nos ha demostrado que las buenas personas son buenos profesionales.

Continuando con estos rasgos, debemos tener en cuenta el equilibrio. De entre todos los valores que hay en nuestra fundación, el equilibrio es uno de los más importantes y por ello forma parte de las iniciales efr que tanto nos representan. Es verdad que es complejo actuar como un líder equilibrado que no esté demasiado orientado a los resultados ni tampoco demasiado orientado a la persona porque en ninguno de los dos extremos hay sostenibilidad.

Como tercera característica fundamental en un líder es la salud y con ella, los riesgos psicosociales.  ¿Qué rasgo puede ser más importante y transcendente que interesarte por la salud de los tuyos, de los que te importan? Al final cuando llegan momentos cómo el que estamos viviendo en la actualidad, nos damos cuenta que la salud es lo más importante. La vigilancia de la salud, los reconocimientos médicos en nuestras empresas o el proporcionar EPIS en plena pandemia del Covid19, están bien y son adecuados, pero no es suficiente. Un liderazgo ejemplarizante debe incorporar una atención especial a los riesgos psicosociales y sobre cómo nuestras personas viven el trabajo y lo encajan con su vida privada.

La equidad conforma el cuarto rasgo. La RAE define equidad como “la disposición del ánimo que mueve a dar a cada uno lo que se merece” y es ahí donde debemos poner el foco para un correcto enfoque. Practicar la equidad es algo inherente al liderazgo ejemplarizante. ¿Qué herramientas puede utilizar un líder al servicio de la equidad? El reconocimiento positivo, al poder ser público; desarrollo y promoción y por último, la compensación.

Por último, un líder debe trabajar en su humanismo, entendido como el mostrar interés, actividades y también errores a las personas de su alrededor, en definitiva, acciones que permitan observar rasgos humanos en él. Los líderes tienen que predicar con el ejemplo: tiene que notarse que cuidan y atienden a su propia familia; deben mostrar aficiones y hobbies más allá del trabajo; tienen que poner en marcha una escucha activa basada en la empatía y en el respeto a los demás.

Es importante asimilar que la idea de que lo de educa, y aún más, lo que transforma es el ejemplo y ese mismo ejemplo del que hablamos lo observamos a través del comportamiento. Además, debemos entender que el líder tiene una responsabilidad superior y debe predicar con el ejemplo.

Si tu entidad quiere trabajar en el liderazgo ejemplarizante para mejorar su competitividad y ayudar al bienestar de los colaboradores, el equipo de Fundación Másfamilia puede ayudarte. ¡No dudes en contactar con nosotros!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar