Desconexión digital y control de la jornada

El pasado viernes organizamos un webinar sobre desconexión digital y control de la jornada de la mano de Estela Martín, de SINCRO Business Solutions, para nuestras PYMES y microentidades efr. Dos temas que siguen muy presentes en la actualidad y de los que queremos hablar hoy en nuestro blog.

Control de la jornada

El pasado 12 de mayo entró en vigor el registro diario de la jornada, una medida polémica que a día de hoy sigue sobre la mesa y que ha generado una distorsión en lo que se refiere a la flexibilidad laboral y productividad. Una medida que, después de ocho meses después de su implantación, ha abierto más de 5.000 expedientes entre mayo y octubre, 980 infracciones, sanciones por importe de 1.263.378,5 euros, según datos de SINCRO.

Ya sabéis que el Modelo efr parte de dos premisas muy relevantes: la cultura del logro y la flexibilidad. Por ello, desde Fundación Másfamilia creemos que hay que cumplir siempre con la legislación, pero sin ninguna duda, el control y registro de la jornada puede llegar a constituir un verdadero freno para la dirección de personas y el liderazgo en entidades con entornos flexibles y colaborativos. De hecho, cuando se aprobó dicha ley, desde Másfamilia, con más de 750 entidades efr certificadas, quisimos sensibilizar al poder ejecutivo, legislativo y judicial hacia una interpretación favorable y no lesiva a los intereses que compartimos, demostrado con hechos y evidencias:

1. Existe un autocontrol y autorregulación por parte de las entidades efr. Un ejercicio moderno y muy riguroso, basado en un modelo de gestión y en una certificación de tercera parte.

2. Una cultura flexible y del logro genera resultados no solo de índole corporativo sino también hacia los colaboradores

Aunque cada vez más encontramos ejemplos de organizaciones que apuestan por la flexibilidad, es necesario seguir impulsando proyectos, talleres o formaciones para sensibilizar sobre la importancia de la flexibilidad laboral porque en la actualidad siguen quedando muchas compañías que siguen apostando por el presentismo.

Desconexión digital

Vivimos en la era de la hiperconectividad digital. Las tecnologías han traído consigo multitud de facilidades, pero a día de hoy se han convertido en una extensión más de nuestro cuerpo y esto ha provocado que la frontera entre nuestra vida personal y familiar y la laboral se haya difuminado tanto, que a veces no seamos capaces de diferenciarlas.

Según el Informe Anual de Infojobs y ESADE, el 51% de la población activa española asegura que responde email y atiende llamadas fuera de su horario laboral, sobre todo, durante sus vacaciones o en fines de semana. El problema reside en una cuestión cultural: gran parte de los colaboradores se sienten en la obligación de hacerlo.

Por esta razón, cuando en diciembre de 2019, entró en vigor la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos personales y garantía de los derechos digitales, donde se reconoció el derecho a la desconexión digital, se dio un gran paso. La aprobación de esta ley y el desempeño de algunas empresas, como las entidades efr que buscan e impulsan medidas para consolidar una cultura enfocada a la flexibilidad, a la productividad y al cumplimiento de objetivos, es motivo de celebración.

Ya hablamos de la desconexión digital como uno de los retos a los que nos enfrentamos en este 2020 y es que, a pesar del gran paso que se ha dado en esta cuestión con el reconocimiento de este derecho, todavía existen muchas organizaciones, cuyos superiores y colaboradores no respetan el tiempo de descanso de otros empleador impidiendo así el alcance de una efectiva conciliación. Queda un largo recorrido en el que tenemos que trabajar para lograr un profundo cambio en la cultura empresarial española.

Un buen punto de partida podría ser el elaborar un protocolo de desconexión digital. De hecho, desde Sincro Business Solutions, microentidad que cuenta con el distintivo de conciliación efr, ofrecen las claves para elaborar correctamente un protocolo de desconexión digital en cuatro pasos, según marca la legislación.

La desconexión digital y la apuesta por la flexibilidad laboral son algunas de las medidas que contempla el Certificado efr en gestión de la conciliación. Si quieres tener más información sobre ello, puedes escribirnos y estaremos encantados de atenderte y resolver tus dudas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar