Consulta pública para una nueva ley de teletrabajo

A comienzos del mes de junio, el Ministerio de Trabajo abrió una consulta pública sobre la futura ley de teletrabajo para recabar una serie de aportaciones con el objetivo de elaborar un texto normativo sobre el trabajo en remoto. El pasado día 22 de junio se cerró el plazo para enviar las propuestas y Fundación Másfamilia decidió formar parte de esta consulta. A continuación de explicamos cuáles han sido nuestras propuestas.

Cómo muchos de vosotros y vosotras conocéis, la flexibilidad laboral y las modalidades como el teletrabajo forman parte de nuestro ADN, por eso defendemos –y así lo hemos reflejado en la consulta pública sobre la futura ley de teletrabajo– una nueva forma de trabajar basada en:

  • Una actividad laboral que se lleva a cabo parte en el lugar de trabajo habitual y parte fuera de la organización, no necesariamente siempre en el domicilio del trabajador
  • La utilización de tecnologías para facilitar la comunicación entre las partes sin necesidad de estar en un lugar físico determinado para cumplir sus funciones.
  • Un modelo organizacional diferente al tradicional que replantea las formas de comunicación interna de la organización y en consecuencia genera nuevos mecanismos de control y seguimiento a las tareas.
  • Un modelo laboral basados en la confianza y el compromiso mutuos.

Futura ley de teletrabajo: multitud de posibilidades de trabajo flexible

Bajo estas premisas aparecen multitud de posibilidades de formas de trabajo flexible, tantas como empresas y personas existen. Por ello, creemos que debemos distinguir entre un teletrabajo full time y obligatorio para el empleado/a y otras opciones flexibles que son múltiples y, mayoritariamente, de carácter voluntario.

Desde Fundación Másfamilia y la Iniciativa efr estamos convencidos de que debe existir una regulación solo sobre el tipo de teletrabajo a tiempo completo o con una relación laboral mayoritaria y siempre, que resulte impuesto por el empleador, como ya sucede en otros países.

Sin embargo, nuestra experiencia nos dice que esta opción es la minoritaria, siendo el teletrabajo voluntario y en proporción de tiempo, no predominante, el más habitual.  Por esta razón, proponemos en esta futura ley de teletrabajo, proteger y fomentar estas modalidades flexibles relacionadas con las nuevas formas de trabajo en la sociedad del conocimiento y la información, puesto que son innumerables sus beneficios y además nos encontramos en cifras por debajo de los países de nuestro entorno competitivo, UE y OCDE.

Nuevas formas de trabajar: amenazas y oportunidades en esta ley de teletrabajo

Durante nuestro trabajo con las entidades efr, cuyos orígenes se sitúan en el año 2005, hemos podido comprobar que los modelos de trabajo flexibles conllevan algunos riesgos y muchas fortalezas que se deberían tener en cuenta:.

Por un lado, en lo que respecta a las amenazas, debemos prestar especial atención a los riesgos psicosociales. Debemos poner el foco en la salud psicosocial de nuestros colaboradores a través de modelos o herramientas de evaluación de riesgos ya establecidas, para reajustar vida personal y laboral de manera óptima.  Desarrollar y potenciar el concepto de desconexión digital especialmente para los teletrabajadores.

Por otro lado, en lo que respecta a las oportunidades, debemos destacar el impacto positivo del teletrabajo en el medio ambiente, teniendo en cuenta la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Ya hablamos de ello durante la firma del Charter del teletrabajo y lo recordamos en el Día Mundial del Medio ambiente: con el 20% de las plantillas de las empresas firmantes teletrabajando, se podrían ahorrar más de 3 millones de toneladas de gases de efecto invernadero al año. Podríamos generar una auténtica revolución verde si muchas más empresas se unieran a este compromiso.

Teletrabajo: ¿solución a la España vaciada?

Continuando con las oportunidades, debemos hacer referencia al problema de la España Vaciada: la posibilidad de realizar el trabajo desde otros lugares que no sean la oficina puede fomentar la vuelva a las zonas más despobladas de nuestro país si se consiguen garantizar la digitalización acabando así con la falta de cobertura móvil y conexión a Internet por banda ancha que sufren algunos municipios y pueblos españoles.

Si quieres estar al tanto de las últimas novedades sobre flexibilidad laboral y teletrabajo, puedes descargarte la segunda edición del Libro Blanco del Teletrabajo y si quieres trabajar en profundidad sobre cómo mejorar el smartworking en tu empresa, puedes contactar con el equipo de la fundación, que estará encantado de ayudarte.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar