8M: que las mujeres no tengan que volver a renunciar

A seis días del Día de la Mujer, desde Fundación Másfamilia queremos analizar cuál es la realidad de la mujer española y si sigue encontrando obstáculos a la hora de conciliar su vida personal, familiar y laboral.

Los datos no ofrecen un panorama demasiado alentador. Según datos ofrecidos por el Club de las Malas Madres, más de la mitad de las mujeres en España (58%) que han sido madres se han visto obligadas a renunciar a su carrera profesional. La cuestión es que estas cifras negativas se siguen manteniendo en la otra cara de la moneda con las mujeres que no son madres: una de cada cuatro mujeres renuncia a ser madre por ejercer su profesión, según el estudio ‘Maternidad y Trayectoria Profesional’, elaborado por IESE Business School.

Desde nuestra organización no queremos que la mujer tenga que seguir renunciando a sus deseos para poder disfrutar de su vida personal y profesional a la vez.

Los tiempos cambian, pero las tareas vinculadas a los cuidados se siguen reservando más a la mujer. Ya lo dijo Laura Baena, fundadora del Club de las Malas Madres, durante una entrevista: “hay pocas medidas en el país, porque a día de hoy las que hay son de renuncia, la reducción de jornada y la excedencia. Eso no es conciliar” y como ya hablamos de ello en nuestro blog: aunque el estado de la conciliación en nuestro país mejora, aún queda un largo camino por recorrer y aún sigue existiendo un problema de corresponsabilidad porque a día de hoy, los hombres usan menos las medidas de conciliación que las mujeres.

Claves para cuidar del talento femenino

A pesar de que en España, tan solo un 13% de empresas apuestan por el teletrabajo, la situación va cambiando tal y cómo se vio en la firma del charter. El teletrabajo se está perfilando como una de las futuras relaciones laborales más prometedoras y las nuevas tecnologías y las nuevas formas de trabajo como ésta, pueden contribuir a paliar los obstáculos a los que las mujeres tienen que hacer frente en su día a día para poder conciliar.

Ya hemos hablado en otras ocasiones de los beneficios de teletrabajo, pero ¿de qué manera puede afectar al talento femenino para acabar con las dificultades que mencionábamos?

  • Mayor capacidad de organización del tiempo
  • Elimina los conflictos causados por el presentismo
  • Trabajo por objetivos
  • Mayor disfrute de tiempo personal

Cuando hablamos de esta modalidad, también debemos destacar que esta fórmula de trabajo puede conllevar una sobrecarga y seguir manteniendo las mismas pautas. Debemos trabajar en la formación y sensibilización aspectos tan básicos como la corresponsabilidad para evitar así que la mujer siga vinculada al ámbito doméstico y al papel tradicional que se le ha venido otorgando a lo largo de la historia.

Otra de las claves para atraer y retener el talento femenino lo encontramos en los planes de igualdad.

El 8 de marzo del pasado año, entró en vigor el Real Decreto-ley 6/2019 para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo. Muchas han sido las empresas que han apostado por la igualdad a través de estos planes, como es el caso de las entidades efr. Hoy destacamos el ejemplo de Astrazeneca que mostró su compromiso a través de la puesta en marcha de un plan de igualdad con el objetivo de promover procesos de selección y promoción en igualdad que eviten la segregación vertical y horizontal.

Maite Colina, técnica en PRL de Astrazeneca, explica que «nuestra plantilla cuenta con un 49% de mujeres. Estamos orgullosos de poder afirmar que hay acceso igualitario a las oportunidades de desarrollo reflejándose en el aumento porcentual de promociones de mujeres de un 47% en 2018 y de un 64% en 2019».

Los datos demuestran que su apuesta está dando resultados:

  • Porcentaje de incorporaciones de mujeres vs hombres. En 2018, se incorporaron a la plantilla un 66% de mujeres frente a un 34% de hombres. Mientras que en 2019, lo hicieron un 70% de mujeres frete a un 30% de hombres.

Educar y sensibilizar a la sociedad desde pequeños, revisar los permisos de paternidad y maternidad, redefiniendo las jornadas laborales y cambiando la cultura empresarial son algunas de las claves para que las mujeres no tengan que volver a renunciar. Contribuir a la igualdad en materia de conciliación y corresponsabilidad está en nuestras manos. Si compartes nuestro mensaje y quieres apostar por ello en tu empresa, el Certificado efr supone un paso más adelante en este camino.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar